Jornada de pintura y puesta en valor de la vecinal San Miguel

Desde un primer momento cuando comenzamos a delinear el alcance que tendría el programa Sembrando Futuros en Argentina, en la localidad de Granadero Baigorria y con el apoyo de la fundación John Deere, la vecinal del Barrio San Miguel se convirtió en uno de los actores fundamentales para poder ir dando pasos seguros en nuestro trabajo con la comunidad.

Así fue que a la hora de encuentros con más personas, o a la hora de necesitar un espacio para algún taller o charla, ahí apareció la vecinal de Barrio San Miguel para brindarnos su apoyo. Esta ONG es un referente para los vecinos por la oferta de esparcimiento  que ofrece. Además es una de las organizaciones más comprometidas con nuestro programa Sembrando Futuros desde su colaboración con la sesión de espacios para reuniones y capacitaciones, y la formación e impulso de la mesa de coordinación barrial, como así también la colaboración en acciones para otros barrios.

​Quizás por esto mismo es que después de tantos encuentros, desde Sembrando Futuros comenzamos a realizar algunas acciones para la puesta en valor de dicho espacio, basándose en sus prioridades, ya que es un lugar muy importante para la vida social del barrio. La vecinal aportó entonces la mano de obra para la reparación del techo y la pintura, para que profesionales realizaran la nueva instalación eléctrica y finalmente  voluntarios de John Deere y miembros de la vecinal juntos dieran la terminación pintando el salón de usos múltiples de la vecinal de Barrio San Miguel.

“Al principio creí que iba a ser un taller más, pero a mí, Sembrando Futuros me ayudó mucho. Hemos aprendido mucho en el trabajo que hacemos con ellos, y hoy les agradecí todo el tiempo a los chicos que vinieron a pintar este espacio, porque ellos seguramente están dejando cosas pendientes por hacer en la empresa (John Deere) y sin embargo vienen acá a trabajar por la comunidad” dijo Angela, la presidenta de la vecinal feliz de ver como su salón de eventos, iba tomando color, valga la redundancia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *