INFORME ANUAL DE GLOBAL COMMUNITIES 2019

Un mensaje del Presidente y CEO de Global Communities, David A. Weiss:

Este último año hemos visto desafíos cada vez más complejos en todo el mundo, pero las capacidades y los conocimientos especializados de Global Communities nos indican que tenemos un papel vital que desempeñar para enfrentar exactamente estos desafíos.

​Cada día, nuestro personal innovador y dedicado trabaja codo a codo con comunidades vulnerables y poblaciones desatendidas, fortaleciendo la resiliencia y reforzando la recuperación. Los programas y proyectos de Global Communities promueven la cohesión social y el empoderamiento comunitario en una amplia gama de sectores geográficos. Cada desafío puede ser diferente, pero aportamos la combinación perfecta de experiencia técnica y compromiso de la comunidad para diseñar y ofrecer soluciones que realmente cambien vidas.

Cuando trabajamos con los líderes locales y los socios de la comunidad, nosotros sólo ayudamos a trazar la hoja de ruta y proporcionamos la asistencia técnica. Este enfoque se basa en la dignidad y sabiduría ganada con esfuerzo de las comunidades para saber qué funciona mejor para ellas, así como la experiencia y los conocimientos especializados de las comunidades mundiales para maximizar el impacto. Juntos, creamos un camino hacia un progreso verdaderamente sostenible.

A medida que alineamos nuestras intervenciones con el considerable cambio estratégico de los mayores donantes bilaterales y multilaterales hacia la asistencia humanitaria, ponemos mayor énfasis en la estabilización entre la asistencia humanitaria y el apoyo al desarrollo. Global Communities sigue desempeñando un papel importante en Medio Oriente, donde nuestros amplios programas de asistencia humanitaria están salvando vidas en algunas de las comunidades más vulnerables de Siria y Yemen. Nuestra estrategia de respuesta en Siria responde a las necesidades de los refugiados y las poblaciones desplazadas internamente en Siria, Iraq, Turquía, Jordania y Líbano. Nos comprometemos con las comunidades y organizaciones de la región para ayudar a los sirios que huyen de sus hogares, a hacer frente a los desafíos de satisfacer sus necesidades humanas básicas y proporcionar protección a los más vulnerables en esta crisis. Hacemos esto con un enfoque de doble responsabilidad tanto con las comunidades con las que nos hemos comprometido a ayudar, como con los donantes que nos confían la administración prudente y eficaz de sus preciosos recursos.

Nuestro trabajo para involucrar y empoderar a las comunidades vulnerables y mejorar las vidas y medios de vida de las personas va mucho más allá de Medio Oriente. En Sri Lanka, por ejemplo, implementamos el programa de Cohesión Social y Reconciliación (SCORE) financiado por USAID, un proyecto de resolución de conflictos que reúne a facciones étnicas y religiosas, creando un entorno propicio para una paz duradera. El programa SCORE fortalece los gobiernos locales y las organizaciones comunitarias que prestan servicios esenciales a esas comunidades, y aumenta las oportunidades de que los jóvenes y las mujeres ejerzan liderazgo en la promoción de la ciudadanía responsable y la reconciliación. En Honduras, nuestro trabajo se centra en reducir enfermedades como la malaria y la tuberculosis, así como en mantener las cuencas hidrográficas para permitir a los agricultores producir sus cultivos, permanecer en sus tierras preciadas y reducir la necesidad de emigrar a otros lugares. En Ghana, estamos promoviendo el saneamiento total dirigido por la comunidad a través de nuestros programas de agua, saneamiento e higiene para la salud; que son fundamentales para prevenir la propagación de enfermedades pandémicas. Estos son sólo algunos ejemplos del trabajo diverso que hacemos en 25 países para sacar a las comunidades de la pobreza y honrar la dignidad inherente de todas las personas en todas partes.

Para lograr un mayor impacto con mayor alcance y eficiencia se requiere una mayor escala. En 2019, nos embarcamos en serias conversaciones con Project Concern International (PCI) y, a partir de la publicación de este Informe Anual, ahora se fusionan en una organización combinada, mejorando nuestra capacidad para llevar un cambio sostenible a decenas de millones de personas más en más de 35 países. Dentro de un año, esperamos compartir más sobre nuestra evolución junto con PCI para convertirnos en una de las organizaciones no gubernamentales internacionales con sede en Estados Unidos más dinámicas del mundo.

 

Fuente: https://www.globalcommunities.org/annual-report-2019

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *